Cerro del Hierro

Cerro del Hierro

En julio los pastos se agostan, resaltando sus tonos dorados entre la frondosa vegetación que forman los alcornocales y quejigares. Desde las Calizas, divisaremos en los alrededores, estos paisajes, que también predominan en otras zonas elevadas de la sierra. Hacia el N y NE, la masa forestal que se observa en las dehesas, está constituida principalmente por encinas o chaparros, poco exigentes para su desarrollo. La vegetación que crece en una zona u otra lo determinan varios factores, como el tipo de suelo, la altitud, la temperatura o la pluviometría. La presencia de Quejigos y Melojos, indica que nos encontramos en un área de clima llamado mesomediterráneo, con veranos típicamente cálidos y secos, pero con épocas lluviosas en otoño y primavera, y con temperaturas medias no demasiado altas, Cíclicamente se dan años de sequía, alternando con otros más lluviosos, que pueden aportar precipitaciones superiores a los 800 mm

2 comentarios:

la madriguera dijo...

Enhorabuena por tan buen blog. Aunque conozco elCerro desde hace más de 20 años tu blog me acerca a cosas que antes no veia, quizas cegado por mi afan de escalador. Gracias por acercanos a todos los rincones del Cerro.
Mario.

F. Ugía dijo...

Muchas gracias. Me satisface que te sirva de información, y también que seas un asíduo al Cerro. Imagino que vendrías con los primeros escaladores que irrumpieron y comenzaron a equipar las vías, y bueno, supongo que será normal que la afición a la roca, reste un poco de tiempo para dedicarse a recorrer las zonas de escalada en busca de plantas o animales. Un saludo