Cerro del Hierro

Cerro del Hierro

Las verdaderas Águilas




Los cielos de esta zona meridional de la Península Ibérica, son frecuentemente surcados por muchas aves rapaces. Entre éstas, las Águilas verdaderas, es decír, las que están englobadas en el género Aquila. Aunque el tamaño y coloración, o el hábitat y costumbres sean diferentes, presentan algunas características comunes. Pico muy fuerte, cuerpo robusto y compacto, de plumaje apretado, las alas son anchas y largas, que les permite planear largos periodos, durante sus vuelos prospectores. Sus largas patas (tarsos en el argot de la Ornitología) están emplumadas hasta la base de los dedos, rematados a su vez por unas afiladas uñas. Su potencia apresadora es enorme, y se dice que en ciertas regiones de Asia se adiestraban Águilas reales para cazar lobos, y que muchas de ellas pagaban con la pérdida de alguna pata, sus atrevidas cacerías (clik en el título).
Águila real o Águila dorada (Aquila chrysaetos)
Es una gran rapaz de media y alta montaña, muy extendida en la geografía mundial (gran parte de América del Norte, Europa, Asia y Norte de África). Su gran versatilidad en la dieta alimentaria han propiciado un éxito en el ascenso global de las poblaciones, aunque en algunas regiones pueden verse afectadas por la presencia del hombre. Suele anidar en repisas de cantiles, pero en la sierra norte lo hace en árboles por la escasez de cortados rocosos.
Águila imperial (Aquila adalberti)
De tamaño similar, frecuenta zonas más o menos llanas y adehesadas. Su distribución se reduce al cuadrante centro-suroccidental de la Península. Se encuentra en inminente peligro de extinción, por lo que cuenta con una protección excepcional. Existen varios programas que tratan de paliar este problema; entre otros está la introducción de indivíduos en zonas donde se han extinguido recientemente, o la suelta de conejos en los territorios de estas aves, pues una de las causas de descenso de la Imperial es la desaparición de este lagomorfo, su presa base.
Águila perdicera o Águila-azor perdicera (Aquila/Hieraetus fasciata/fasciatus)
Su tamaño es mediano. Como la real, pero de costumbres más termófilas (prefiere zonas menos frías), suele frecuentar zonas abruptas, sin desdeñar áreas boscosas, en lugares de media montaña. Su distribución peninsular es amplia, pero con un número muy escaso de parejas reproductoras, disminuyendo hacia el extremo noroccidental, don dela presencia es casi nula.
Las poblaciones de esta especie se reparten principalmente en el norte de África, Península Ibérica, y pequeñas zonas en Italia, Balcanes y otros paises circunmediterráneos, en Oriente próximo, y otra subespecie en algunas islas de Indonesia .
También en regresión, su dieta principal era el Conejo.
Águila calzada o Aguililla calzada (Aquila/Hieraetus pennata/pennatus)
Es la más pequeña, puede presentar 3 fases de plumaje, clara, intermedia y oscura o melánica.
Ésta última la hace parecer una imperial en miniatura. Vive en áreas forestales, desde la Península Ibérica y Baleares, hasta Francia. Escasea en el resto de Europa, para reaparecer en la región Balcánica, y continuar hasta N de la India, y zonas de Mongolia y China. También habita en Sudáfrica y Namibia. Las poblaciones europeas invernan al S del Sáhara y las asiáticas en la India. Se trata de la más abundante de las cuatro, y no se encuentra en peligro, aunque esté estrictamente protegida, como el resto de las rapaces del mundo. Témpera sobre cartón