Cerro del Hierro

Cerro del Hierro

TIGRE



Se llamaba Tigre, el perro más cariñoso, noble y obediente que hemos conocido. Tenía diez años. Anoche murió, después de pasar unos días enfermo. Siempre lo recordaremos. Fué el amigo que nunca nos reprochó nada, al contrario, siempre nos perdonaba si se llevaba alguna regañina, aunque a veces fuese más severa de la cuenta. Nunca ladraba, y sólo gruñía si veía alguna amenaza para nuestra casa, pero nunca para morder. Si pasaba algún macho de su especie por la puerta, nunca buscaba pelea, sino que lo dejaba pasar, sin perder un ápice de la tranquilidad que le caracterizaba. En nuestros paseos era un fiel acompañante, y si nos cruzábamos con alguien, él siempre iba a su aire, jamás olisqueando a nadie. Incluso si salía alguna perdiz o un conejo, o incluso un zorro, a escasos metros, lo más que hacía era elevar un poco sus orejas, y seguír caminando tranquilamente. Siempre estaba "galeando", incluso en los días fríos de invierno, donde se metía en los charcos congelados, pero no le gustaba que lo mojaran en los calurosos días del verano. Siempre lo recordaremos como un ser que nos dió y nos demostró una amistad, difícil de encontrar en muchas personas. Por eso no hubiera podido dejar pasar por alto este triste día...
13/08/2010

3 comentarios:

Sap. dijo...

Fue Lord Byron quien dijo que "cuanto más conozco a los hombres, más quiero a mi perro" y también el que dedicó a su amado terranova Boatswain un sentido epitafio, aplicable absolutamente a Tigre:

"Aquí reposan
los restos de una criatura
que fue bella sin vanidad
fuerte sin insolencia
valiente sin ferocidad
y tuvo todas las virtudes del hombre
y ninguno de sus defectos."

Encantado de haberte conocido, Tigre.

penyaskito dijo...

Mi más sentido pésame. No se pueden olvidar esas tardes con Isbaal y Saúl, y Tigre siempre alrededor.

Carlos dijo...

Tigre es un ejemplo a seguir, todos deberíamos perdonar aunque nos regañen y no meterse con nadie.

No e conocido ningun perro tan valiente como él.

Descansa en Paz Tigre