Cerro del Hierro

Cerro del Hierro

Los visitantes


Un fin de semana de noviembre. Es una bonita estación en la que nos hallamos inmersos. La temperatura es ideal para pasear por el campo.Visitantes de todas partes llegan atraidos por el paisaje, y en esta época, también por las setas. Unos hacen senderismo, otros simplemente se enclavan en los merenderos para descansar o comer, o para que los niños retocen por los alrededores. El caso es que no se sabe a ciencia cierta, si el Cerro del Hierro puede soportar tal presión humana. Esta zona es cada vez más conocida y por lo tanto más visitada, y tal vez habría que cuestionarse si dar tanta información es del todo provechoso o puede ser causa de la alteración de este singular ecosistema

1 comentario:

elpensadorcompulsivo dijo...

estoy de acuerdo con tu reflexión, pero creo que no es incompatible el aumento de visitantes, siempre que estos estén acompañados de un incremento de medios por parte de la administración, para que el cerro no se convierta en tierra de nadie y finalmente se lo carguen