Cerro del Hierro

Cerro del Hierro

Halcones y Cernícalos




Las Falcónidas se caracterizan por tener un tamaño mediano a pequeño. El pico es corto, muy fuerte y la cera, casi siempre amarilla posee dos narinas redondeadas. Los tarsos están
desnudos, y también son fuertes. El plumaje es apretado, con las alas más o menos afiladas y la cola corta en los halcones y más larga en los cernícalos. La coloración es muy variable y el tamaño
es mayor en las hembras. El mayor representante es el Halcón peregrino Falco peregrinus, cuya presencia es muy rara en esta zona, si bien he tenido la suerte de observarlo varias veces tanto adultos como inmaduros, entre los cantiles rocosos de la mina. Dicen de él que es el ser viviente más veloz de la tierra, pudiendo superar los 360 km/h en sus vertiginosos picados.
El Cernícalo vulgar Falco tinnunculus es el más abundante de la familia. Sedentario como el anterior, nidifica tanto en huecos de rocas o cornisas, como en viejos nidos de córvidos ubicados en árboles. Se caracteriza por prospectar los campos quedándose inmovil en el cielo. A ésto se le denomina vuelo cernido.
Muy parecido, algo menor, y más ligado a construcciones humanas es el Cernícalo primilla Falco naumanni, de comportamiento migrador, que nos visita en los meses de primavera y verano.
Otro estival es el Alcotán Falco subbuteo, también observado en la sierra norte pero que no se ha llegado a comprobar que nidifique. Especializado en aves (aunque suele cazar insectos voladores) es muy veloz, siendo capaz de capturar en vuelo a los rapidísimos vencejos. Finalmente, el menor de los halcones de nuestra sierra, y la rapaz más pequeña de Europa: el Esmerejón Falco columbarius. Es un invernante, que se migra hacia el sur pero que no nidifica en nuestro país. Su dieta consiste en pequeños mamíferos, pequeñas aves, reptiles e insectos.
Témpera y Photoshop